La Escuela por el Derecho a la Ciudad es una iniciativa de formación ciudadana en temas relevantes para la incidencia en política pública y el efectivo ejercicio por el derecho a la ciudad.

La Escuela cuenta con varios módulos de formación continua, y ha recorrido 5 ciudades ecuatorianas, formando a líderes barriales, gestores sociales,  activistas, así como también a funcionarios públicos interesados en adquirir herramientas para mejorar su impacto en la gestión de sus labores.

Con el apoyo del FES-ILDIS ponemos a su disposición los materiales empleados en los módulos de formación de la Escuela por el Derecho a la Ciudad.

Material de apoyo para formación de formadores

El  curso sobre Derecho a la Ciudad está enfocado en la formación de líderes sociales,         barriales, profesionales y  estudiantes vinculados a las temáticas urbanas para desarrollar una  mejor comprensión del derecho a la ciudad, y lograr una visión  ampliada de cuáles son sus elementos principales, su naturaleza legal y  política, así como las perspectivas de su aplicación a nivel de  movimientos sociales, barrial, local, regional, y global.

Este curso se compone de dos módulos:

1. Módulo de Agendas Barriales Integrales

2. Módulo de Presupuestos participativos

Cada módulo se estructura en tres sesiones, en las que se propone que las y los participantes obtengan destrezas analíticas e instrumentales y organizativas de empoderamiento para lograr transformaciones urbanas, emprendiendo procesos de organización social y local para el ejercicio del derecho a la ciudad.

El material de apoyo elaborado para este curso comprende dos cartillas para estudiantes, una para el formador y un diagrama de mapa parlante. Este material es de libre difusión. Conócelo y descárgalo a continuación:

Mira algo de nuestro trabajo en barrios de Quito y Guayaquil.

DERECHO A LA CIUDAD Y AGENDAS BARRIALES. ¡PLANIFICANDO JUNTOS NUESTRO BARRIO!

Este cuadernillo contiene los conceptos básicos para comprender el derecho a la ciudad, tener una noción clara de las dimensiones y elementos bajo los que se estructura el barrio, y entender la inserción del trabajo a nivel barrial en la dinámica de la ciudad. Incluye los elementos clave del derecho a la ciudad que constan en la Constitución del Ecuador del 2008, y un cuestionario para visualizar el barrio del buen vivir.

DERECHO A LA CIUDAD, PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS. ¡VAMOS A CONSTRUIR NUESTRO BARRIO DE MANERA PARTICIPATIVA! 

Este cuadernillo contiene los conceptos básicos para entender y ejercer el derecho a la participación ciudadana, en el marco de procesos de construcción de ciudad con movimientos barriales o sociales. Presenta claramente las herramientas disponibles para los tipos de participación ciudadana reconocidos por la normativa nacional. Trae además una guía conceptual y práctica para la elaboración de presupuestos participativos en las ciudades.

HACIA EL EJERCICIO PLENO DEL DERECHO A LA CIUDAD. MANUAL PARA FACILITADORES.

La guía para el capacitador propone un esquema básico para el desarrollo de los módulos del curso. Indica el objetivo y contenido de cada una de las sesiones, de manera que facilita la tarea del instructor y hace que una vez recibido el curso, los líderes y dirigentes puedan replicarlo fácilmente en sus propios barrios.

DIAGRAMA DEL MAPA PARLANTE

Una de las actividades más importantes que este cursos propone es el diseño del mapa parlante de los barrios. Esta herramienta permite tener claridad espacial sobre la realidad de los barrios, permite caracterizar al barrio en lo relativo a las condiciones demográficas, geográficas, de infraestructura y demás. Este ejercicio aporta enormemente al desarrollo del curso y es un punto de partida para la estructuración de la agenda barrial. El diagrama del mapa parlante es una muestra del resultado esperado del ejercicio, e indica la señalización básica de los elementos que deben incorporarse. Esta señalización puede ampliarse conforme sea necesario mostrar más elementos y características.

DIAGRAMA DEL BARRIO SOÑADO

Esta herramienta permite tener claridad sobre los anhelos de los moradores del barrio, y los refleja espacialmente para proyectar prioridades y necesidades del territorio. El diagrama  indica la señalización básica de los elementos que deben graficarse, y permite cierta libertad para trazar horizontes de trabajo comunitario y gestión con actores locales.